jueves, 3 de marzo de 2011

Características geológicas y geomorfológicas del Valle de Tulúm (San Juan, Argentina)

El valle de Tulúm es una depresión tectónica intermontana con características de semibolsón y disposición meridional que abarca una superficie de 323000 hectáreas, ubicada en el centro sur de la provincia de San Juan. Posee forma alargada en sentido norte sur con 100 Km. aproximados de extensión y un ancho que varía entre 5 y 30 Km. El valle se encuentra a un altura media de 600 msnm.
El valle posee basamento pampeano cubierto por secuencias sedimentarias paleozoicos, terciarios y cuaternarios (Rosales Fritz, 2000) con grandes fallas en sentido NNE-SSO con bloques fallados y basculados. Los sedimentos más nuevos y que recubren la superficie del valle son de edad cuaternaria originados por procesos fluviales y aluviales del río San Juan y por derrubios coluviales de las estructuras que lo circundan como así también favorecidos por procesos eólicos en cuya litología se presentan materiales de textura gruesa a fina a medida que la llanura aluvial, de igual modo el abanico aluvial, se extienden hacia el sureste. Los depósitos cuaternarios del valle están representados por gravas, gravillas, arcillas, arenas y limos.
Los límites del valle, están señalados por distintas unidades fisiográficas estructurales. Estos son al norte el Alto Estructural de Mogna, integrado por lomadas plegadas y falladas por la orogenia terciaria y fuertemente erosionados por el agente erosivo hídrico dando lugar a bad lands. Estas lomadas se identifican con la toponimia de loma de Las Tapias y El Salado; también conforma el límite norte la sierra de Villicúm que forma parte de la Precordillera. (Rosales Fritz, 2000)
Al oeste conforman el límite macizos antiguos de edad paleozoica que conforman la morfoestructura de la Precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza formada por rocas sedimentarias marinas dolomíticas calcáreas y clásticas del paleozoico y rocas sedimentarias del neógeno afectada por la orogenia terciaria. Conforman el límite occidental las Sierras Chica de Zonda y de Marquezado. (Rosales Fritz, 2000)
El límite este está conformado por el flanco occidental de las sierras pampeanas, macizos antiguos cristalinos de edad precámbrica cuya litología está representada por rocas metamórficas y graníticas del proterozoico superior y paleozoico inferior con bloques fallados y basculados, erosionados en el mesozoico y sobre elevados por la orogenia terciaria. La unidad fisiográfica que lo representa es la sierra de Pie de Palo.
En el valle la presencia precámbrica se localiza en la parte central y centro-occidental por los cerros de Barboza y Valdivia respectivamente. Este cerro alcanza una altura de 776 msnm y 10 Km. de largo por 2,5 Km. de ancho en su parte central, está constituido por rocas metamórficas y cataclásticas (deformadas). Al igual que el Pie de Palo, es un bloque fracturado y fallado de basamento cristalino con fracturas orogénicas inversas. Está fallado en el lado occidental y con extensión a una falla de rumbo NNE-SSO posiblemente coincidente con el curso del río San Juan (Rosales Fritz, 2000).
El límite sur está conformado por la zona de coalescencia de las llanuras aluviales de los ríos San Juan y Mendoza cuya expresión morfológica más importante es el nivel de base de dichos ríos dados por las lagunas del Rosario y Huanacache.
La llanura aluvial del valle de Tulúm es una formación hídrica de escasa pendiente como consecuencia de la acción de transporte y deposición del río San Juan que alcanza un desarrollo de 100 Km. aproximadamente con rumbo sureste y de mayor amplitud al sur del valle que al norte del mismo. Está conformada por depósitos sedimentarios en particular cuaternarios aportados por la acción de proceso aluviales-fluviales y cuyo espesor varía, pero en lugares como Sarmiento alcanza un grosor de alrededor de 1000 metros antes de alcanzar el terciario (Acosta, 2003). Los sedimentos son más finos a medida que se avanza hacia el sudeste y están conformados por gravas, gravillas, arcillas, arenas y limos. No solo el río interviene en su génesis, sino también los macizos que rodean el valle aportan derrubios coluviales favorecida por la acción eólica que forma dunas en particular al sudeste de la planicie aluvial.
Las geoformas de origen eólico son acumulaciones de materiales provenientes de procesos aluviales y coluviales por acción del viento, los que predominan de cuadrante sudeste y forman dunas transversales de dirección este-oeste y en ciertas zonas no tienen forma definida. Algunas dunas o médanos están sujetos por vegetación, por lo que son fijos, en especial cerca del cerro Barboza. Poseen una altura de 2.5 metros y una distancia entre crestas de 5 metros, están conformadas por arenas de textura fina seleccionada. Las dunas están disectadas y junto a los valles entre dunas conforman zonas bajas salinizadas, posiblemente por la deforestación (Rosales Fritz 2000).
Sobre la llanura aluvial encauza su caudal el río San Juan en la parte distal de su curso inferior, en éste río desaguan los arroyos Los Tapones y Agua Negra que son afluentes colectores de la descarga natural producida por el abanico aluvial. En la planicie aluvial los cursos hídricos tienen cauces meandriformes hasta que el río alcanza su nivel de base en las lagunas del Rosario y Huanacache conformando parte de la cuenca exorreica del Desaguadero-Colorado, aunque no siempre es un río exorreico por la acción de embalsar su caudal (69 m3/s).
Otra unidad fisiográfica que conforma el valle de Tulúm asociada a la acción hídrica del río San Juan, es el abanico aluvial. El río ingresa al valle por la quebrada de Ullúm conformando en las cercanías del dique De La Roza el punto apical y área natural de recarga del abanico y de los acuíferos del valle con material de textura gruesa como gravas y gravillas. Con una extensión de 25 Km. el cono se ensancha hacia el sudeste hasta alcanzar su parte distal y área natural de descarga con materiales finos como arenas, arcillas y limos. En la zona de coalescencia del abanico con la llanura aluvial es donde se halla el área de estudio, aunque ya en ambiente de planicie.
Sobre el abanico aluvial y en segundo lugar sobre la llanura aluvial es donde se asienta el mayor porcentaje de población y actividad económica sanjuanina.
En el pasado el río tenía su entrada al valle por la quebrada de zonda, conformando así también otro abanico aluvial con las mismas características del actual; el viejo abanico se encuentra emplazado algo más al sur, pero el nuevo se halla sobreimpuesto a él.
Por ultimo conforman el valle los piedemontes de la precordillera y de las sierras pampeanas, se presentan como fajas de desarrollo desigual. Los materiales que los conforman son rocas de distintas edades geológicas, con labios de fallas activas y altamente erosionados. El límite entre el piedemeonte y el abanico o la llanura aluvial es imperceptible.


Fuente: García Ruiz, Juan Pablo (2005) "Recuperación de Suelos en el Sudeste del Departamento Rawson" FFHA-UNSJ, Tesis de grado. (Fragmento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada